EJERCICIO DEL DERECHO A LA ÚLTIMA PALABRA DE ABDELILLAH EL FADOUAL EL AKIL.

  1. o En cursiva azul, las preguntas del Ministerio Fiscal y los abogados.

  2. o En normal negro, las respuestas.

  3. oLos comentarios del juez, comienzan por GB

  4. oEn rojo, lo que no se entiende bien y es de libre trascripción.

  5. o NOTA del Transcriptor (n.t.)

Nomenclatura de las partes que intervienen en el interrogatorio:

GB Presidente del Tribunal – Gómez Bermúdez I Imputado-Abdelillah El Fadoual El Akil

Derecho a la última palabra de Abdelillah El Fadoual El Akil.
00:00:00

GB: Abdelillah El Fadoual El Akil. Baje el micrófono, por favor, David. Silencio, por favor.

I: Sobre todo, tengo que mostrar a toda España que, y a todo el mundo que soy inocente totalmente y, y quiero decir a los familiares de las víctimas, siento mucho por ellos y siempre lloro por ellos y siempre con ellos. Y quiero decir no soy ni terrorista, no soy delincuente. Sí soy musulmán pero no, no practico tanto.

Quiero decir, siempre cuando me levanto por la mañana, me lla… en la celda bueno, siempre hablo con el espejo, claro como no tengo visitas de mi familia que está lejos, está en Marruecos, cuando estuve aquí en España, estaba mi mujer aquí, pero cuando ya no estoy, no hay dinero para mantener, entonces mi mujer y mis hijos están con mi madre. Gracias a mi madre y a mi padre. Me han crecido a mí y ahora están creciendo a mis hijos.

Como estoy solo en la celda siempre que me levanto me digo ¿por qué estoy aquí hablando con el espejo? Nadie que me contesta. Y siempre cuando venga mi abogado le digo ¿por qué estoy aquí? Me dice, por culpa del coche. Entonces, eso, yo no sabía que es, para comprar un coche para poder mantener a mi familia, me quedo tres años en la cárcel sin saber nada.

Yo no hablo de otra cosa porque yo la he hablado antes. Me voy… me gustaría que me pregunta, pero ahora estoy hablando, porque yo no he visto ni el sumario ni nada. Me gustaría decir, el Jamal, yo he dicho a la Policía que sí lo conozco porque yo no entiendo mucho español, luego me he dado cuenta, aquí en España, decir amigo, es un amigo es una cosa fuerte, pero en mi país eso, Marruecos, cuando decir amigo, por ejemplo mi abogado amigo, porque es una persona que veo dos veces, tres veces o salgo y me tomo un café con él, yo digo es amigo, es normal. Entonces aquí lo tomaron como si fuera una cosa, y además era amigo de hace mucho, de 1999, yo lo he explicado antes. Cuando éramos jóvenes. Luego él estaba conmigo en Moratalaz, él ha escapado, yo me he quedado. Cada uno, eso quiere decir cada uno tiene su vida, yo me he quedado porque yo siempre, Jamal me ha llevado hasta Moratalaz, y allí yo lo he dejado de saber nada. Yo ya he explicado por qué y qué motivo, yo estuve trabajando en la panadería, no voy a repetir las palabras para dejar a los otros que se hablen.

Entonces de allí Jamal ha bajado a Marruecos, con su problema, ni siquiera sabía yo por qué. Yo estuve en Marruecos, me expulsaron, he vuelto aquí a este país abajo de un camión, eso quiere decir, yo quiero este país para estar aquí, yo he venido aquí, nadie que me ha puesto una cuerda para que yo vengo aquí a España, porque yo quiero a este país y he venido aquí abajo de un camión. Además que yo aquí en Madrid la he puesto una, un contacto con una abogada para que muestre mi inocencia, porque ellos me acusaron de falsificación de papeles y resulta eran míos. Entonces no voy a explicar tanto, lo dejo aquí, y le digo gracias a mi abogado para que pueda escucharme durante tres años, para mí mi abogado como uno de mi familia. Está durante tres años, por eso lo digo, siento mucho a toda la gente de España, a todas la víctimas y sobre todo a toda la gente, también yo siento por ellos, ellos sientan por mí, porque yo también me siento como una víctima, porque yo dejo mi mujer embarazada de cuatro meses y mi hijo, a veces recuerdo de nueve meses, yo no lo he visto cómo se crece mi hijo, yo no lo he visto cómo se anda mi hijo, yo no, yo no lo he visto cuando ha nacido mi hija, sobre todo no tengo que recordarme una hija que tengo adoptada,en mi declaración he dicho hija de mi mujer porque no sé qué es adoptada. Ésa estaba estudiando, yo la traigo de Marruecos, estaba estudiando aquí en España, felizmente, entonces cuando ya no estoy, estoy en la cárcel, ella ya no estudia.

Eso creo decir, cuando ha vuelto Jamal de Marruecos, yo ni siquiera ya no es mi amigo ni nada. Yo ya estoy casado, feliz, con mi familia, con mi hijo y con mi hija adoptiva, adoptada. Además cuando Jamal no estaba aquí, yo estuve, yo no di problemas, y a mi mujer la he llevado y me quedado tres meses en el hospital, y cuando ha nacido mi hijo otros dos meses

o más en la incubadora, y entonces yo no tengo tiempo ni para Jamal ni para nadie, ni para ni siquiera para estar ayudando a mi padre. Como soy transporte de ropa, siempre viajo Italia y Barcelona, además tenemos un contrato en Barcelona con una, la empresa que se

00:16:05

llama Todaimal y además tenemos un contrato en Italia, siempre viajo y cuando era mi mujer embaraza en el hospital yo no puedo viajar, no puedo ir ningún sitio, porque mi mujer no tiene familia aquí en España y yo tengo que hacerla para sentir como si fuera estado con ella alguien, entonces yo como su marido, tengo que estar en Madrid. Y entonces ¿Qué hago? sin trabajo, sin viajar, entonces la única manera, tengo que vender ropa, a sitios, por ejemplo las casas, bares y por eso es motivo para llevarme hasta la casa como dicen ustedes a la casa de los Oulad Akcha, no por dios, ni yihad, ni cintas, eso sobra.

Sobre todo, no voy a hablar de otras cosas, porque no me interesa para hablar, y han pasado muchas cosas pero no quiero perder tiempo, lo ha explicado mi abogado todo, y mi abogado sabe todo. Lo que ha pasado en prisiones y esas cosas de castigos.

La gente se juzga antes de la justicia. La gente se mete, se meten a todo el mundo en el mismo saco, no somos todos iguales aunque seamos todos de Tetuán, de Tetuán, es lo mismo, soy de Tetuán, pero siempre he crecido con los españoles, tenemos, yo mis vecinos españoles, mi abuelo era soldado español, entonces yo no, no tengo odio de aquí, yo hablo, explico y digo. Y como eso, yo estuve en la cárcel enfermo, soltando sangre, ha pasado muchas cosas, yo no quiero explicar, yo tengo que decir gracias al Presidente de la Sala, para que si, para como si hacernos sentirmos como si fueran personas, y me gustaría que siga este juicio porque aquí me siento como una persona, y me gustaría darle gracias a los Cuerpos, a los policías de aquí, que han portado con nosotros muy bien y a todos los abogados y gracias.

Libertad Digital