Menú
RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL EUROPEO DE DE DERECHOS HUMANOS

Gómez de Liaño no fue juzgado con imparcialidad

Al final hay Justicia, aunque sea fuera de España. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictaminado que Javier Gómez de Liaño no tuvo un juicio independiente e imparcial cuando el Supremo lo condenó en 1999 por prevaricación en el caso Sogecable.

El Constitucional también denegó el amparo solicitado por el magistrado. En la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, los jueces condenan a España por unanimidad. El abogado, magistrado en excedencia, se siente “satisfecho” pero lamenta el via crucis. Dos personas que lo merecían se quedan sin conocer la resolución: Jesús Polanco, que presumía de haber “librado a España de un juez como ese” y un magistrado, precisamente del Supremo, el padre de Javier Gómez de Liaño. "No sé cómo hacerle llegar la noticia a mi padre, que murió dos meses después de mi procesamiento sin entender nada".

Javier Gómez de Liaño | EFE